Belgrano: Pony Pizza, la pizzería que reabrió sus puertas.

A fines de 2021, un nuevo polo gastronómico llegaba al barrio de Belgrano. Conocido como Pasaje Echeverría, el espacio se caracteriza por contar con una variedad de locales que en su mayoría brindan un sistema particular: no tienen mesas ni servicio de mozos, sino que la gente suele sentarse en la vereda a disfrutar de comer algo rico al aire libre.

Se trata de una zona que se desarrolló de la mano de Pony Pizza: un comercio que se ha instalado con mucho éxito en 2018 y fue acrecentando su popularidad con el correr del tiempo. A partir del boca a boca que se produjo dentro del barrio, empezaron a aparecer las filas de gente para comprar por take away o consumir en el lugar.

Este mini local, situado cerca de la antigua estación Belgrano C, se fue ganando el corazón de toda una comunidad, hasta convertirse en una parada ideal para disfrutar con amigos, tener una primera cita, encontrarse con vecinos y pasar buenos momentos.

A partir del furor de este sitio, pronto se fueron sumando otros negocios gastronómicos muy variados entre sí que convirtieron al Pasaje Echeverría en una zona cada vez más concurrida. Sin embargo, una mala noticia llegó en diciembre de 2023, cuando Pony Pizza anunció su partida.

La novedad produjo un sacudón en la comunidad. Era el final de un comercio pionero, el cual se había instalado en un lugar inhóspito en medio de una obra en remodelación y ha conseguido darle un nuevo impulso al barrio y a la zona norte de la Capital Federal.

Con el objetivo de mantener vivo el patrimonio urbano y cultural, Bieckert decidió intervenir y no quedarse de brazos cruzados para devolverle a la comunidad uno de sus lugares favoritos.

Alineada a su estrategia de darle valor a lo local y a la vida en la ciudad, la marca se propuso ayudar y hacer un aporte para que Pony reabriera sus puertas. De esta manera, se logró conservar un patrimonio emblemático en un sitio donde siempre estuvo: Echeverría 1677.

La participación de Bieckert en esta reapertura se produce a partir del vínculo histórico que existe entre la pizza y la cerveza: no solamente siempre se llevaron bien, sino que también se ayudaron entre sí. Por eso, ante esta situación, decidió formar parte de esta cruzada para salvar al local pionero del nuevo polo gastronómico del Belgrano.

Gracias a esta iniciativa, el reinaugurado Pony ofrece las barriedades de esta marca, entre las que se destaca Buenos Aires Pale Ale (BAPA), de color ámbar y un aroma distinguible y frutado; la Costanera Sur – Hazy IPA, fresca y con lúpulos aromáticos; y la dorada y sabrosa Urbana.

A partir de esta acción, Pony y Bieckert buscan transmitirles a los consumidores que cada vez que disfrutan de una comida en este lugar, también están siendo parte de un montón de cosas buenas. No se trata solo de una pizzería, sino de estrechar lazos con la comunidad.

Para más información sobre los sabores auténticos de ciudad, ingresar a las cuentas de Instagram de Bieckert y Pony Pizza.