Palermo: 4 Bares temáticos imperdibles

El Destello

En el barrio porteño de Palermo, más específicamente en la calle Gascón al 1400, se encuentra El Destello, el primer bar de árcades clásicos de los años 80 que, entre luces de neón y una decoración que alude a películas de la época, tiene 10 máquinas de videojuegos.

“Todo Gucci”, “Joan Collins” e “Italpark” son los nombres de los tragos de autor que los clientes pueden disfrutar mientras juegan a los “fichines”. “Mortal Kombat”, “Wonder boy”, “Los Simpson” y los infaltables “Pac-Man” y “Tetris” son algunas de las atracciones.

El menú es sencillo e incluye hamburguesas, tequeños y panchos que salen con chucrut, pepinos y mostaza.

En este bar temático te podés tomar un Italpark mientras jugás al Pac-Man sin importar qué edad tengas

El público es variado, van los que tienen entre 35 y 55 años para rememorar sus años de juventud, pero también los veinteañeros que, después de haber visto todas las temporadas de “Stranger Things“, sienten atracción por el estilo vintage.

El bar, que abre todos los días a partir de las 19, tiene un ticket promedio de $9.000 por persona y solo se necesita reserva para cenar.

The Hole

En Armenia 1743 (Palermo) se encuentra The Hole, un bar temático inspirado en Alcatraz, la cárcel de máxima seguridad que albergó a los delincuentes más peligrosos de Estados Unidos en el siglo XX, entre ellos el capo de la mafia, Al Capone.

El concepto es un speakeasy, un bar a puerta cerrada, sin cartel a la calle o con la fachada de otro rubro. “Así se los llamó a los establecimientos que vendían de manera ilegal bebidas alcohólicas durante La Ley Seca en Estados Unidos. El término, probablemente, provenga de la frase hablar bajo, la forma utilizada para pedir una bebida por entonces prohibida”, reseña Blanco.

En The Hole, todo remite a un presidio. Ya entrando, el cliente se convierte en un preso y lo recibe un guardia cárcel que le promete vivir hasta sus últimos días entre las cuatro paredes de su celda. Ahí entonces sale la primera foto para el prontuario y todo se convierte en pabellones, celdas y rejas.

No se cobra entrada sino la consumición. Eso sí, el cliente preso comerá de lujo y podrá elegir desde Sushi hasta hamburguesas. También podrá beber algunos de los tragos con nombres que aluden a los presos más famosos que pasaron por Alcatraz, como Al Capone, Dilliger y George Barnes

bartematico

En The Hole, entras a comer y tomar algo, pero te prometen nunca salir

El ticket promedio es de $15.000 y abre de lunes a sábados a partir de las 20 horas. El tiempo de permanencia, con reserva para cenar, es de 2 horas.

Airport

En Cabello al 3600, a metros del Parque Las Heras en Palermo, con un pequeño avión bimotor de la década del ’50 en la terraza y un VIP que replica una cabina de vuelo, se levanta Airport.

En la terraza, el protagonista es el avión de guerra Aero 45 que participó en la Segunda Guerra Mundial sobrevolando los cielos de Checoslovaquia.

Sin embargo, quien recibe a los comensales no es un soldado, sino una sonriente azafata, encargada de hacer el check-in. Los afortunados del vip, disfrutarán de las cómodas butacas de primera clase.  

La comida, inspirada en el tapeo de las clases ejecutivas de los aviones y que se sirve en bandejas, es variada y va desde sushi y langostinos hasta hamburguesas y pastas; todo de un tamaño generoso como para compartir. El postre, que lleva el nombre del bar y es el preferido por sus comensales, es una copa helada con brownie, helado de dulce de leche, americana, chocolate intenso y praliné de almendras.

Barajas, Benito Juárez, Cayo Coco, Cincinnatti, son los nombres de los tragos de autor y los precios para cenar, arrancan de los $11.000. Airport abre de lunes a jueves a partir de las de 18 y los viernes, sábados y domingos desde las 12.

Cocktail 80

En Arias 2400, en el barrio porteño de Saavedra, se encuentra Cocktail 80, el bar temático más retro de Buenos Aires. Empapelado con el típico diseño postmoderno y futurista de los comedores de la clase media de los años 70 y 80 y hasta la música, que puede ir desde Rick Astley hasta Carlos Mata, recrean la atmósfera de aquel tiempo que se fue.

El menú también está inspirado en personajes y lugares clásicos de fines del siglo pasado, como el sándwich del “Flaco” Spineta o el del Topo Gigio con su opción vegetariana, también está a tono con una carta de tragos clásicos y de autor con nombres como “Italpark” o “Pumper Nic”.

Las mesas están ubicadas entre objetos de los años 70 y hasta comienzos del milenio, como una vieja cabina de teléfono naranja de Entel, el famoso E.T en tamaño real y la “llama que llama” y hacía bromas por teléfono en las publicidades de televisivas de Telecom. También hay enceradoras, tocadiscos y hasta un sillón de peluquería con su secadores de pelo.

Los videoclips continuos que se transmiten en plasmas amenizan el encuentro. Es ideal para ir en pareja o con amigos, ya que la música está en un volumen ideal para conversar, al menos hasta la medianoche que el clima se vuelve más festivo.

Se puede cenar desde $6.000 con bebida, considerando, por ejemplo, que una pizza individual de fugazzeta o de rúcula y jamón crudo cuesta $4.000.

Cocktail 80 abre de martes a domingo a partir de las 18.00 horas. Salvo los días de música en vivo y de bandas tributo, la entrada es gratuita. Se recomienda reservar previamente.

Fuente consultada: IP