Cayó el líder de una banda delictiva que realizaba entraderas mediante el uso de armas de fuego

La Policía de la Ciudad detuvo a un delincuente de 35 años que lideraba una organización que realizaba violentas entraderas con armas de fuego, tras un allanamiento a su domicilio en el barrio de La Boca.



Personal de la División Investigaciones de la Comisaría Comunal 5 de la Policía de la Ciudad llevó adelante una serie de investigaciones con el objetivo de desbaratar una banda de delincuentes que realizaba robos en ausencia de moradores y entraderas en los barrios de Almagro y Boedo.



Durante las tareas investigativas se consiguieron los datos de un hombre de 35 años que fue identificado como el líder de la organización que mantenía en vilo a los vecinos de la zona.



Las autoridades lograron constatar que el sujeto contaba con distintas clases de antecedentes penales como rebeldía, robo agravado, lesiones graves, delitos con el uso de armas de fuego, ilícitos en poblado y en banda, tenencia ilegal de armas y encubrimiento agravado, entre otros.



Además, se corroboró que el mismo delincuente se encontraba prófugo de la Justicia desde hacía siete años.



Por tal motivo, el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Número 3, a cargo de la doctora María Alejandra Provítola y ante ante la Secretaría Número 110 de la doctora María Cecilia Perzán, tenía particular interés en la captura de este fugitivo.



Durante el procedimiento, los oficiales montaron una guardia en cercanías al domicilio del imputado en la calle Manuel García al 400, en el barrio de La Boca, hasta que la Justicia libró la orden de allanamiento pertinente.



Momentos antes del ingreso, el hombre se percató de la presencia de los efectivos y decidió darse la fuga a bordo de su automóvil infructuosamente, ya que a metros del lugar fue detenido.



Como resultado del operativo, se secuestraron 30 teléfonos celulares de distintas marcas, una cinta perimetral de seguridad con la leyenda “Peligro”, 6 cintas de embalaje, 3 martillos de construcción, 2 martillos de carpintería, 1 pinza corta candado y cadena, 1 notebook, 8 tarjetas de memoria, 3 pendrives, 1 tablet, 2 cuchillos, 1 aerosol, varias herramientas de mecánica, guantes de color negro de tela y de cuero y documentaciones apócrifas con distintos apellidos.



Asimismo, tanto por los elementos encontrados en el domicilio como por los tatuajes del detenido, se pudo confirmar que era el delincuente buscado.



Cabe destacar que el origen de la búsqueda del imputado data del año 2015 cuando cuatro hombres ingresaron a una vivienda y en la cual asaltaron a sus moradores haciendo uso de la violencia. En esa oportunidad fueron detenidos dos de los cuatro ladrones y también se halló el vehículo en el que se desplazaban, donde se encontraron documentos del detenido, el jefe de la banda.



Este delincuente era buscado desde hacía siete años por varias divisiones de la fuerza porteña, pero el fugitivo se valió de documentación apócrifa y otras maniobras para eludir su captura.