Se viene un gran polo comercial premium bajo las vías del tren Mitre

La Ciudad de Buenos Aires tendrá un mega polo comercial en una de sus zonas más vibrantes. Con una inversión inicial de u$s 45 millones, avanza la construcción de un nuevo emprendimiento bajo las vías del tren Mitre. El primer tramo dela obra comenzó la semana pasada y se espera la inauguración para la próxima primavera. Estiman que la apertura total será en 2023.

El centro abarcará 4,5 kilómetros de extensión, entre Belgrano, el Barrio Chino y Palermo. El corredor comenzará en la avenida Monroe y se prolongará hasta Dorrego. Pasará por las estaciones Belgrano (Barrancas) y Lisandro de la Torre (Olleros y Libertador). 

El 60% de la superficie total será de uso público, con 52.000 metros cuadrados (m2) destinados a áreas comunes y paseos de esparcimiento. El proyecto fue pensado para la “nueva normalidad”, dado que el 70% del espacio será al aire libre. La superficie cubierta será de 30.000 m2.

Tendrá capacidad para albergar a 150 locales comerciales, con 27.000 m2.Se estima que, al año, transitarán la zona más de 18 millones de personas y se generarán 2500 puestos de trabajo.

Más de 20 marcas de renombre ya confirmaron su presencia y están próximas a firmar los acuerdos. Entre ellas, tecnológicas como Samsung; automotrices como Autovisiones (Jaguar, Land Rover, Audi, KIA, Hyundai y Geely); bancos, aseguradoras y retailers, comoICBC, Zurich, Farmacity y Tina&Co;gastronómicas como Tabac, Imperio, The Temple Bar, La Birrería, La Fernetería, La Calle Bar, La Fuerza, Carne y Mooi; y constructoras y estudios de arquitectos, como Inarch, AG Construcciones y BMA.

La empresa a cargo del desarrollo es ViaViva. Resultó ganadora de la licitación que realizó el Gobierno porteño para la puesta en valor del recorrido que quedó por debajo del viaducto ferroviario, luego de la elevación de las vías y el levantamiento de barreras en los pasos a nivel. El acuerdo le concede a la compañía la explotación por 30 años de las tierras que antes controlaba la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE).

Dos empresarios con trayectoria en el sector están al frente de la apuesta: Sang Hak Choe, de origen coreano, es el presidente de ViaViva y el accionista mayoritario. Está acompañado por su socio Paulo González Toledo, arquitecto y accionista minoritario.

Conocido como “Juan Choe”, el surcoreano fue el desarrollador del edificio Grand View, una torre de 32.000 m2 ubicada en Azcuénaga y Rivadavia (Balvanera), que se inauguró en 2017. El proyecto demandó una inversión de $ 300 millones. Cuenta con 26 pisos y un hotel cuatro estrellas con 134 habitaciones, además de locales comerciales.

Por su parte, González Toledo es socio de Inarch, desarrolladora que se fundó en 2007 y se instalará en el predio. Tiene más de 12 años de experiencia en el mercado inmobiliario, dedicado al desarrollo integral de edificios de alta categoría.

La iniciativa contempla tres etapas. La primera comprenderá el espacio entre Monroe y PampaLa segunda se extenderá desde Pampa hasta Olleros, cruzando los clubes de tenis de la zona norte de la Ciudad. La tercera incluirá el tramo de Olleros hasta Dorrego, próximo a la pista del Hipódromo y bordeando 700 metros de los Bosques de Palermo.

Integraremos el proyecto a la Ciudad. Buscamos que se amalgame con cada una de las zonas que atraviesa. En la primera fase, replicaremos el concepto aspiracional que tienen los barrios chinos de ciudades como San Francisco y Nueva York, en los Estados Unidos. Tendrá todas las características de la cultura oriental, incluso con condimentos de la japonesa y coreana, con señalética y propuestas gastronómicas acordes, donde se podrá encontrar de manera sectorizada ofertas asiáticas de primer nivel”, señalaHak Choe.

El sector contará con aproximadamente 10.000 m2, de los cuales la mitad serán ocupados por locales comerciales. “Con su ampliación y un nuevo diseño arquitectónico y comercial, queremos que el Barrio Chino se convierta junto con ViaViva en un polo de mayor atracción, que compita con los principales barrios chinos del mundo”, comentaGonzález Toledo.

Para la segunda etapa, el master plan contempla 25 espacios comerciales de 400 m2 con grandes frentes vidriados. Este sector tendrá aproximadamente 18.000 m2, de los cuales 10.000 se destinarán a locales. Según anticiparon, en este tramo se proyecta la instalación de un centro de exposición de autos y marcas de alta gama.

Por último, la tercera etapa contará con alrededor de 22.000 m2, de los cuales 14.000 serán ocupados por comercios que se fusionarán con los espacios públicos de la zona, como así también con la Plaza Pakistán y los Lagos de Palermo.

El desarrollo genera expectativas en el mercado de real estate por la posibilidad de revalorización que tendrían las propiedades aledañas. Aunque es difícil calcular un número, en el sector, aseguran que los inmuebles se apreciarán ya que no solo se revitalizará un área que hoy luce prácticamente abandonada, sino que el proyecto aportará una mayor conectividad entre los barrios.