Desbaratan prostíbulo en el Microcentro y detienen a su encargada

 

La Policía de la Ciudad desarticuló en las últimas horas un prostíbulo ilegal que funcionaba en la zona del Microcentro y detuvo a su encargada, una mujer de 50 años y de nacionalidad boliviana.


Efectivos de la División Delitos Contra la Salud y Seguridad Personal, dependiente de la Superintedencia de Investigaciones de la Policía de la Ciudad, llevó a cabo un allanamiento en una propiedad ubicada en la calle Libertad al 100, donde se constató por medio de diferentes tareas que funcionaba un prostíbulo.



La investigación comenzó por medio de una denuncia anónima a la Unidad Fiscal Este, coordinada por la doctora Genoveva Cardinali, quien ordenó las pesquisas por el delito de sostener, administrar o regentear casas de tolerancia. Con toda la información, fue autorizado el allanamiento por el Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas Número 31, a cargo de la doctora Susana Beatriz Parada y ante la Secretaría 61 de la doctora Paola Zarza.



El procedimiento contó, además, con las participaciones del Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ), la Dirección Nacional de Migraciones y de la Oficina de Rescate y Acompañamiento de Personas Damnificadas por el delito de Trata de Personas del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.



Al ingresar al departamento de cuatro dormitorios, los oficiales se encontraron con una mujer de 29 años y un cliente ocasional, y la sospechosa por la que se inició la investigación.



La imputada ofrecía el lugar y una cartera de clientes a mujeres que luego debían pagarle un canon por trabajar en las instalaciones.



Luego de identificar a las partes, se procedió al secuestro de juguetes sexuales, documentación de interés para la causa, profilácticos y tres teléfonos celulares: uno de la investigada, otro de un cliente y el tercero que era utilizado para tomar los turnos.



El personal de la Dirección de Migraciones cotejó a las personas identificadas sobre sus bases de datos y los representantes del Programa Nacional de Rescate de Víctimas de Trata entrevistó a las mujeres que trabajaban en el lugar.



El Magistrado actuante avaló lo realizado y dispuso el traslado de la implicada a la Alcaidía de la Policía de la Ciudad, además de la clausura del departamento.



Se labraron actuaciones por “Sostener, Administrar o Regentear Casas de Tolerancia y Otros”.