Otro golpe a la banda “Paseadores de Perros”: dos integrantes fueron extraditados de Colombia y detenidos por Policía de la Ciudad

La Policía de la Ciudad detuvo en las últimas horas a dos hermanos delincuentes de nacionalidad colombiana que fueron extraditados de su país por tener vinculación con la banda “Paseadores de Perros”, que en 2019 fue desarticulada por cometer entraderas en los barrios de Puerto Madero, Caballito y Belgrano.


La causa fue iniciada en mayo de 2019, con intervención del Juzgado Nacional, Criminal y Correccional Número 6, a cargo la doctora María Alejandra Provítola y ante la Secretaría 118 del doctor Sebastián Ghersi, y contó con la colaboración de INTERPOL para dar con estos dos delincuentes que emigraron al exterior una vez que la Policía de la Ciudad detuvo a los primeros integrantes de la organización en el Barrio 31 de Retiro, después de una exhaustiva investigación. 

Estos dos ladrones colombianos fueron localizados por medio de trabajos de ciberpatrullaje de efectivos de Brigada y Búsqueda de Personas. Uno residía en Colombia y el otro en Rusia, por lo que se le presentó la documentación al Juzgado interviniente, y tras anexar la causa a INTERPOL, se hicieron las tareas correspondientes para juntar a los dos hermanos en tierras colombianas y desde allí extraditarlos a la Argentina, donde fueron entregados a la Policía de la Ciudad y puestos a disposición de la Justicia.

Por medio de un llamado de una vecina en 2019 a la Central de Emergencias del 911, se alertó sobre la presencia de un automóvil que realizaba sospechosos movimientos por el barrio de Caballito y sus ocupantes observaban las viviendas, generalmente las que estaban en ausencia de moradores.

Oficiales de la Comisaría Vecinal 6 A hallaron el rodado en cuestión en la vía pública, tras ser abandonado por los ocupantes. En ese momento, los policías fueron informados por el robo a un domicilio de la zona cuando no se encontraban sus propietarios. Tomó intervención la División Sumarios y Brigada de Prevención de la Comuna 6 que inició la investigación para individualizar a los autores del ilícito.

De esta manera, por medio de rastrillajes y material fílmico, se confirmó el modus operandi de los delincuentes, que se hacían pasar por paseadores de perros para vigilar las propiedades y verificar cuál de ellas estaban sin sus dueños y poder así cometer los robos.

Los malvivientes realizaron el mismo trabajo para ingresar y desvalijar diferentes domicilios ubicados en los barrios de Caballito, Puerto Madero y Belgrano, donde se comprobaron entraderas bajo la misma modalidad empleada.

 

Toda la información obtenida fue presentada al Juzgado interviniente, que ordenó tres allanamientos en el Barrio 31 de Retiro (dos) y en San Francisco Solano (1), en el Conurbano Bonaerense. Los procedimientos contaron con la ccoperación del DOEM y la División Narcocriminalidad.

Como resultado de los operativos simultáneos fueron detenidos dos hombres en Retiro, de nacionalidad colombiana, y se incautaron elementos que habían sido sustraídos de diferentes viviendas en los robos, además de celulares y equipo de comunicación con el que se vinculaban los integrantes de la organización, de al menos cinco personas.

Los detenidos fueron trasladados a la Alcaidía de la Policía de la Ciudad y puestos a disposición de la Justicia, quedando ambos con prisión preventiva debido a la continuidad de la investigación para seguir capturando a los demás eslabones de la banda.

Fue así que los trabajos de ciberpatrullaje continuaron, con la anuencia del magistrado interventor, y se corroboró que a partir de esas detenciones, dos integrantes habían dejado el país y fueron localizados en Colombia y Rusia, con un frondoso prontuario en entraderas y robos por escalamiento.

Tras almacenar la información de elementos probatorios y la colaboración de INTERPOL, ambos fueron detenidos y el que estaba en Rusia fue llevado en avión privado por la policía internacional hacia su país, desde donde fue extraditado junto a su hermano a la Argentina para que ambos sean condenados por los ilícitos que cometieron.

La Policía de la Ciudad los recibió en el aeropuerto internacional de Ezeiza y los trasladó a la Alcaidía, donde quedaron a disposición de la Justicia, en la continuidad de la causa.