Cinco ladrones fueron detenidos gracias al aporte del Anillo Digital, tras robar un auto a mano armada en Lugano

Con el aporte de las cámaras del Anillo Digital y del Centro de Monitoreo Urbano (CMU), cinco delincuentes, tres de ellos menores de edad, fueron detenidos por la Policía de la Ciudad luego de haber robado un auto en el barrio de Villa Lugano y de mantener una persecución con intercambio de disparos que se extendió hasta Villa Soldati.

El asalto se registró en la tarde del domingo, cuando un hombre bajaba mercadería de un Renault Duster en Larrazábal y José Barros Pazos y cinco jóvenes armados lo amenazaron y le pegaron un culatazo en la cabeza, llevándose el auto.

Se trató de una banda de ladrones con edades de entre 15 y 18 años.

A la 17.35 ingresó un llamado al 911, que luego se supo fue hecho por el hijo de la víctima, iniciándose un rápido proceso para dar con los delincuentes, ya que tres minutos después se realizó la carga de Alerta Temprana para distribuir a toda la Policía, y a las 17,56, es decir 21 minutos después, el Anillo Digital arrojó el alerta de la detección por lectora de patentes.

Tras cuatro minutos, a las 18, personal de la División Tránsito y Motorizada de la  Comisaría Vecinal 8 A de la Policía de la Ciudad dio con el auto buscado en el cruce de las avenidas Coronel Roca y Escalada, iniciándose una persecución entre el móvil de la fuerza y el Renault.

Cuando los oficiales se le pusieron a la par, los delincuentes comenzaron a los disparos de armas de fuego, provocando un impacto en un ventilete derecho del patrullero, por lo cual los efectivos respondieron a la agresión y uno de los proyectiles dio en el portón trasero del auto robado.

El fin de la persecución llegó cuando el conductor del Duster intentó chocar la parte delantera del patrullero, causando el vuelco del vehículo en la avenida Fernández de la Cruz casi Lacarra, en Soldati.

Allí fueron reducidos los cinco delincuentes, dos de 18 años, y tres menores, de 15, 16 y 17 años. Por cuestiones preventivas, uno de los mayores y el más chico fueron trasladados a los hospitales Grierson y Piñero, respectivamente.

En el interior del vehículo fueron hallados una réplica de arma de fuego y una pistola de aire comprimido, además de cuatro teléfonos celulares.

Minutos después, la víctima del robo se presentó en la sede de la Comisaría Vecinal 8 B, y contó que mientas descargaba mercadería fue abordado por los cinco asaltantes, que lo golpearon con un culatazo en la cabeza, llevándose el vehículo.

El caso quedó a cargo del Juzgado Nacional de Menores 5, que dispuso la detención de los dos mayores y el traslado de los menores al Instituto Inchausti, en tanto ordenó que la Policía Federal Argentina se encargue de realizar las pericias al móvil policial y al armamento de los dos efectivos.