En Palermo: Un niño resultó herido con una bengala en un club del barrio

La alegría de culminar un ciclo, en este caso la despedida de una categoría de fútbol, rozó la tragedia cuando un chico fue quemado por una esquirla en una pierna durante un partido en el barrio porteño Palermo. Por el incidente, quedó detenido en la comisaría 31 el padre de uno de los rivales.

Todo comenzó ayer al mediodía en la previa del partido que iba a jugarse en el club Estrella de Maldonado. Mientras se ajustaban los últimos detalles, uno de los adultos que integraban la tribuna lanzó una bengala y una esquirla impactó en la pierna de Nicolás Baigorri, de 12 años, quien integra el club Argentinos Juniors. El menor tuvo que ser llevado de urgencia al hospital, donde fue intervenido y horas más tarde dado de alta.

Tras presentar la denuncia correspondiente, el padre de la víctima precisó en declaraciones al diario Clarín que su hijo se encuentra “fuera de peligro”, aunque aseguró que todavía lo nota asustado por el gran impacto.

“Me había ido a trabajar y le encargué al padre de un compañero de Nico que me lo alcanzara a casa cuando terminara el partido. Al rato me llamó para que fuera urgente porque había habido un accidente. Cuando llegué ví que mi hijo estaba en el piso con la pierna vendada y el pantalón manchado de sangre”, describió.

Según trascendió, entre los parientes de los chicos había un paramédico del Same, que le prestó los primeros auxilios. Luego fue trasladado al Hospital Fernández, donde pasó por el quirófano y después permaneció en observación. Finalmente, fue dado de alta.

“Hace siete años que acompaño a mi pibe y nunca ví algo así. Es la misma bomba de estruendo que le tiraron a Olave (el arquero de Belgrano en Córdoba, en el partido suspendido en cancha de Independiente). Me dicen que el ruido fue tan poderoso que todos los que estaban en la cancha se quedaron asustados mirando para todos lados. Si le llegaba a pegar en el ojo, se lo sacaba”, explicó Alejandro.  Fte: Nación/ Revista Estilo