Cayó la familia dealer del Barrio Mitre

La Policía de la Ciudad detuvo a seis personas, cinco de ellas integrantes de una familia dedicada al fraccionamiento y venta de drogas, durante un allanamiento en una vivienda en el Barrio Mitre, en Saavedra, donde se secuestraron más de 600 dosis de cocaína y casi medio kilo de marihuana.

Se trató de un procedimiento realizado en los últimos días enmarcado en una investigación de la División Operaciones Norte del Departamento de Narcocriminalidad de la Policía de la Ciudad junto a la Unidad Fiscal Norte Casos Especiales, que llevan adelante desde hace varios meses.

Con los datos acopiados, el Juzgado en lo Penal, Civil y de Faltas 28, Secretaría de la Dra. Celauro, dispuso un allanamiento a una casa ubicada en el interior del Barrio Mitre.

Previamente, el personal policial detuvo a un comprador de la droga de esa vivienda cuando transitaba por la intersección de Roque Pérez y Manzanares, a una cuadra del Parque Saavedra, al que se le incautó 3 envoltorios con clorhidrato de cocaína.

Entrada la noche, los oficiales procedieron a un allanamiento en una casa de dos plantas del Barrio Mitre.

El procedimiento tuvo un comienzo conflictivo, por incidentes producidos por vecinos del lugar, aunque rápidamente los efectivos lograron controlar.

En la planta alta, los oficiales hallaron otros 663 envoltorios de  cocaína y dos trozos compactos de clorhidrato de cocaína con un peso de 92 gramos, y 24 envoltorios y dos trozos de marihuana, que sumados dieron 454 gramos, además de 1.510 pesos y cinco teléfonos celulares.

En esa misma plata los policías detuvieron a los otros cinco detenidos, todos miembros de la misma familia, un hombre y cuatro mujeres de 63, 42, 24 y 21 años.

Ante la consulta, el magistrado aprobó el accionar policial y dispuso la detención de los imputados, el secuestro y pericias de

las drogas.

Todas las diligencias se practicaron en presencia de personal del Cuerpo de Investigaciones Judiciales, en tanto los oficiales interventores tuvieron la cooperación del personal de la Comuna 12 para el traslado de los detenidos hasta esa dependencia.

Dos días después del procedimiento, dos de las mujeres detenidas fueron condenadas a cuatro años de prisión efectiva por venta de estupefacientes.