Efecto Pandemia: Cerró otro restaurante histórico del Barrio Chino

Abrió sus puertas a mitad de la década del 80, siendo uno de los primeros en instalarse en el Barrio Chino porteño. Pero no pudo resistir los problemas ecónomicos que le trajo tener las puertas cerradas tantos días.

Así es que el Restaurante de comida taiwanesa “Todos Contentos” decidió bajar la persiana definitivamente, luego de 35 años ininterrumpidos de atención al público.

Tony Cheng es el sobrino de Pisia, la dueña del lugar. Se convirtió en una especie de vocero y contó a los medios que el resto cerró sus puertas a principios del mes de mayo. Reconoce que hasta ese entonces, venían surfeando la crisis que impactó en todo el sector gastrónomico en el último tiempo: Desde la ventana que da a la calle, habían improvisado una especie especie de barra, donde ofrecían bebidas y comida al paso. Pero el arribo del Coronavirus terminó de destruir su última esperanza.

Con el aislamiento social obligatorio se les hizo imposible seguir adelante. Con 14 empleados, era mucha la deuda que se acumulaba, sin ningún ingreso.

“Todos contentos” fue siempre atendido por sus propios dueños: Pisia y su hijo Alejandro, quienes siempre trataron de darle una impronta oriental al local, pero a la vez hablaban castellano perfectamente y hasta usaban modismos porteños, lo que hacía del lugar una combinación muy divertida.

De este modo sigue creciendo la lista de locales del barrio que cierran a causa de los efectos colaterales de la Pandemia,. Y con ellos, se pierde un pedazo de historia de nuestro barrio…