Además del ruidazo, junto a la Federación de consorcistas (Fedeco); la Red de consorcistas (Redeco); la Unión de Consorcistas de la Republica Argentina (UCRA) y Consorcistas de la Comuna 2 convocaron a un acto a las 20 en la esquina de Juramento y Avenida Cabildo,en el barrio de Belgrano.

“El objetivo es hacernos escuchar lo más lejos que podamos contra el tarifazo que viene sojuzgando a los consorcios sobre todo en servicios centrales de agua y gas”, agregó Jorge Resqui Pizarro de la red de Consorcistas.

Pizarro precisó que otros reclamos son “los sobreprecios en consorcios por mala administración y participación de las agrupaciones en las paritarias del sector”.

Al respecto Gallione se refirió al agua “que es exorbitante y si no se pagan dos o tres facturas estamos hablando de una deuda de 500 mil pesos para un consorcio”.

Eso, señaló Gallione, sumado al consumo del gas de las calderas “genera un gasto insoportable para la mayoría de la gente que es jubilada o tiene un trabajo, sobrevive y alquila”.

Por último, Resqui Pizarro recordó que en la Ciudad de Buenos Aires “desde hace 10 años rige una ley para controlar la actividad del administrador y existe un registro público y obligatorio pero lamentablemente muchos ejercen sin anotarse y están fuera del control del registro”.

“El registro no lleva adelante la tarea como debería, hay falta de control, demora en las denuncias y tenemos que bregar para que funcione bien y los consorcistas se vean más controlados por parte del Estado”, concluyó.

Fuentes Consultadas: Diario Registrado