Según contó Natalia en las redes sociales, el miércoles esta persona estacionó en un espacio reservado para discapacitados donde ella debía dejar su auto. Por eso, llegó el reclamo de Natalia.

Cabe la pena destacar en medio de este relato, que el nene de 5 años nació con hidrocefalia, producto de una toxoplasmosis congénita, por lo que tiene reducida el habla, la visión y la motricidad de sus miembros inferiores.

El chico sufre de crisis y convulsiones, que según contó Natalia, muchas veces solo son calmadas con canciones de Luis Alberto Spinetta y María Elena Walsh.

Volviendo a la historia, Rosano tuvo una actitud que por estas horas genera repudio e indignación en las redes sociales. Natalia se dio cuenta que él no era discapacitado porque lo vio salir del “chino” de esa cuadra con algunas bolsas de compra en sus mano, y le reclamó que el lugar sí está reservado para discapacitados.

El energúmeno respondió irónico: “Yo soy discapacitado mental, ¿y?”. Ante la insólita respuesta, Natalia le pidió correctamente la oblea que certificara su problema, y entonces el hombre se puso violento.

“Si querés un país justo andate a vivir a Suiza. Este no es un país justo, así que jodete”, le dijo este animal, después de gritarle que se calle y que era una “loca”. Rosano, se subió al auto y se fue.

Según constató Infobae, Rosano figura en los registros como jubilado y dueño de una empresa de privisión de válvulas, con domicilio legal en avenida Congreso, en el barrio de Villa Urquiza.

De acuerdo con la información del sitio de infracciones de tránsito de la Ciudad de Buenos Aires, es coleccionista de infracciones de tránsito, por sumas que ascienden a los 25 mil pesos y que claramente no paga. En Provincia, debe casi 14 mil pesos.

Natalia contó que cuando sacó el celular para tomarle una fotografía, él le dijo: “Me vas a escrachar, mirá cómo te sonrío para la cámara”.

Fuentes Consultadas: Diario Registrado/ Infobae