Carta de Lectores: “Piquete estudiantil en el barrio”

Lunes 7 de marzo, aproximadamente a las 7. Escucho ruidos ensordecedores, gritos, bombas de estruendo, bombos. Bajo a la calle y observo un corte de calle en Cramer y Olazábal, en el barrio de Belgrano, por parte de alumnos, todos uniformados, del Colegio Nuestra Señora del Sagrado Corazón. Veo además papel picado en el piso y cotillón que ensuciaban la vía pública. Al pedir explicación, los jóvenes me dicen: “Hoy es el último primer día de clase”. Claro, son estudiantes de quinto año que a fin de año finalizan la escuela secundaria y lo celebraban. ¿Responsabilidad de los padres?, ¿responsabilidad de la escuela?, ¿responsabilidad de los políticos? Estos chicos se han criado y educado con una idea de que los cortes de calles son legales, y no lastiman derechos de nadie. Y tristemente copian ejemplos de los adultos. Ya ni siquiera consideran si hay o no un reclamo. Cortar una calle es legal. En este caso no lo había, simplemente era para festejar y divertirse. Ni pensaron en las molestias que ocasionaban al tránsito o con sus ruidos. No les importó. Cuando se fueron dejaron todo sucio, a ningún chico se le ocurrió limpiar.

Ojalá esto les sirva a los políticos para que comprendan las consecuencias de sus actos en la educación de los jóvenes. Educar con el ejemplo. Si el ejemplo es malo, aprenden mal; si el ejemplo es bueno, aprenden bien.

Ing. Ricardo Frohmann