Por una Ciudad 100% libre de humo de tabaco

El Gobierno porteño y la Fundación Unión Internacional contra la Tuberculosis y Enfermedades Respiratorias (UICTER) comenzarán a trabajar en forma mancomunada, con el objetivo de convertir a Buenos Aires en una ciudad 100 por ciento libre de humo de tabaco.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, recibió en el Salón de Acuerdos del Palacio Comunal a miembros de la Fundación, para comenzar a delinear acciones tendientes a desalentar el consumo de tabaco.

De esa reunión participaron además, el Ministro de Salud porteño, Jorge Lemus, el Secretario de Legal y Técnica, Pablo Clusellas y la diputada nacional Paula Bertol, autora de la ley 1799 sobre el consumo de tabaco.

“Nosotros apoyamos cualquier iniciativa que vaya contra el hábito de fumar porque científicamente está comprobado que el cigarrillo provoca daños en el organismo, muchas veces de modo irreversible”, afirmó Macri.

El jefe comunal añadió que la administración porteña alienta la vida sana, los deportes, el uso de la bicicleta como medio de transporte y se pone al frente de la lucha contra la contaminación urbana.

El proyecto es financiado por UICTER y propone eliminar las excepciones en la prohibición de fumar en espacios cerrados públicos y privados de acceso público, a través de la reforma de la Ley 1799. El proceso incluye actores gubernamentales, de la sociedad civil, medios de comunicación masiva y otros con experiencia internacional en la materia.

Está prevista la participación de otras organizaciones de la sociedad civil que trabajan en la lucha contra el tabaco, como LALCEC, ALIAR, UATA (Unión Antitabáquica Argentina) y Sin Pucho, entre otras.

Este es el plan de acción

  • Evaluación de la ley 1799 en cuanto a su eficiencia en la protección de la salud de la gente en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

  • Construir alianzas estratégicas con actuantes locales para apoyar la sanción de la ley. 

  • Generar consenso legislativo para modificar la ley. 

  • Promover la implementación de la nueva ley.

Dichos objetivos se alcanzarán a través acciones de concientización e información, tales como talleres, eventos públicos, encuestas de percepción y mediciones de nicotina en ambientes cerrados.

Bertol, que impulsó la Ley cuando era legisladora porteña, señaló que “vamos a trabajar fuertemente para que Buenos Aires sea una ciudad 100% libre de humo y para que cada vez menos jóvenes se inicien en el hábito de fumar”.

“Debemos seguir concientizando a la población sobre los daños que provoca el cigarrillo, como lo hizo Sandro antes de morir. Recordemos que se trata de una cuestión de salud pública y no de prácticas sociales, que quienes fuman no deben enfermar a quienes elijen no fumar”, añadió la diputada.

Está comprobado científicamente que los ambientes libres de humo ayudan a que los fumadores consuman menos, a abandonar el hábito y a que el tabaco sea menos aceptado socialmente.

Lemus señaló que “el tabaquismo es una enfermedad social que provoca graves daños al organismo y nosotros vamos a apoyar firmemente toda iniciativa para desalentar el consumo de tabaco”.

Se estima que en la Argentina, el tabaco es responsable de más de 40.000 muertes cada año y de ellas, 6000 corresponden a fumadores pasivos, es decir, a personas que eligieron no fumar pero estuvieron expuestas al humo ambiental de tabaco.

Por la ONG asistieron a la reunión Mirta Molinari (directora de la Oficina de México de la UICTER y Coordinadora Regional de Control de Tabaco para América Latina); Jonathan Romo (asesor Técnico en Control de Tabaco de la Oficina de México, Monitor y Evaluador de Proyectos de las Becas Bloomberg para América Latina y Responsable de Coaliciones y Alianzas Estratégicas); Ricardo Ruiz (gerente Financiero y de Operaciones de la oficina de México. Encargado de Recursos Humanos, Contract Administrator en la negociación de los contratos de la Becas Bloomberg para América Latina); Marta Angueira (especialista en cardiología. Coordinadora del programa de prevención y control del tabaquismo, experta universitaria en tabaquismo de la Universidad de las Canarias gestión en programas de tabaco y adjudicataria de la beca Bloomberg) y Valentín Aragüez y Oros (director general adjunto de programas centrales del Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires).

Sobre la UICTER

La Unión es una ONG creada en 1920, con sede central en París. Tiene por misión la prevención y el control de la tuberculosis y las enfermedades respiratorias, así como de los problemas de salud relacionados a escala internacional y con especial énfasis en los países con escasos recursos económicos.

Su objetivo es promover la autonomía nacional dentro del marco de las prioridades de cada país mediante el desarrollo, la implementación y la evaluación de programas de control de la tuberculosis y promoción de la salud respiratoria.

Las actividades de la Unión se articulan alrededor de cinco secciones científicas: Tuberculosis, VIH, Salud Respiratoria y Enfermedades no Transmisibles, Prevención del Tabaquismo e Investigación. Todas aportan asistencia técnica, llevan a cabo investigaciones y proponen formaciones destinadas a reforzar las capacidades y los conocimientos técnicos.

Asistencia Técnica

De acuerdo con la constitución de la Unión, se proporciona asistencia técnica a los países miembros constituyentes así como, con previa solicitud, a otros países, agencias y organizaciones.

Esta asistencia tiene por objeto favorecer los intercambios de tecnología, técnicas y conocimientos entre países técnicamente avanzados y otros en vías de desarrollo.

La meta consiste en promover, respetando las prioridades de cada país, la autonomía nacional en materia de desarrollo, así como la aplicación y la evaluación de programas destinados a reforzar los sistemas y servicios de salud.

Be the first to comment

Leave a comment

Your email address will not be published.


*